Ángel Herrán | El día 11, lunes, a las 2´30 p.m. ya estaba toda la gente esperándonos en el local comunal donde el dirigente Wilmer Rimarachín, presidente del comité gestor de la obra, se hallaba pasando lista a los 129 beneficiarios de los dos sistemas de agua potable. Les felicité por la puntualidad y la masiva concurrencia, signo de su interés por la obra.

Enseguida nos dieron la bienvenida al equipo de Haren Alde, compuesto por el Padre Ángel, la enfermera Rocío y el ingeniero Ronald. Comenzó el presidente de Haren Alde exponiendo cómo se había gestado este proyecto desde que se hizo el expediente técnico en el 2017, la solicitud formal presentada al Gobierno de La Rioja –España, en junio de 2018, hasta que nos llegó la confirmación de la aprobación el lunes 04 de febrero de 2019.

Son los pasos previos que hay que dar para conseguir un proyecto caro y muy saludable de estas características. Los moradores ya conocían bien a Haren Alde porque en la zona se han puesto letrinas, cocinas mejoradas y otros sistemas de agua. Saben que trabajamos con seriedad y todos nos atendían con mucho interés.

Después, la enfermera les explicó sucintamente en qué consiste una vivienda saludable y cómo la primera condición es tener y cuidar bien el grifo de agua, tener un rincón de aseo, la letrina, los cuyes separados de la cocina y el micro relleno sanitario. Por espacio de 15 minutos fue indicando las pautas para tener una vivienda mejor y mucho más confortable, aun siendo personas pobres.

Luego el ingeniero expuso la parte técnica, cómo hizo el trabajo de campo a petición del comité gestor y luego lo presentó a la oficina de Haren Alde. Les dijo que los dos sistemas se iban a hacer en su totalidad. Expuso lo que aportaba Haren Alde en materiales, pago del maestro de obra, sistema de cloración. Esta es la parte más costosa, que nos financia el Gobierno de La Rioja. Luego la aportación de los usuarios en mano de obra, tablas y la mano de obra. Por último, la aportación de la Municipalidad de Conchán a través de un convenio que se hará con el alcalde donde dará la arena y algunos otros materiales.

Precisamente en esos momentos llegó también el alcalde de Conchán, Hernán Burga, con su teniente alcalde Pedro Díaz y también maestro de la obra. El alcalde dio por bueno lo que le pedían los moradores y que en Chota firmaríamos el convenio. Toda la gente quedó satisfecha.

De inmediato se procedió a tomar las firmas de los 55 beneficiarios de Surumayo Alto. Aquí se añadieron 5 más que pidieron ser incluidos en el proyecto. Al mismo tiempo fueron firmando también los 74 usuarios de Surumayo Bajo. La reunión acabó con el regalo de la esposa del alcalde de un bizcocho a cada participante, incluidos los muchos niños que también estaban jugando por la pampa.

Por su parte el padre Ángel les obsequió con 5 cajas de ropa y dos saquetas de zapatos, producto de la donación que se recibió sobre todo de Arnedo (La Rioja) a través del señor Ángel Esparza. Ni que decir tiene que todos se quedaron sumamente contentos. Quedando fijada la fecha del 12 de marzo, a las 9.00 a.m. para la visita familiar a las casas y la posterior reunión de capacitación para las dos comunidades de Surumayo Alto y Bajo.

Nos quedamos contentos de ver una organización campesina que lucha por mejorar sus condiciones de vida. Estos sí que merecen ser ayudados económica y moralmente.

Categoría: Noticias nuevas   Publicado: Jueves, 14 Febrero 2019 00:39  Escrito por Super User   Visto: 670 Tags: Imprimir
~ ONGD Haren Alde ~